MOSTO. El porque enfriarlo rápidamente

ENFRIA EL MOSTO, SI O SÍ

Cuando nos pica el gusanillo y empezamos a leer sobre hacer cerveza en casa, una de las cosas que siempre podemos leer es que todos los cerveceros, sean caseros, artesanales o industriales enfrían el mosto lo más rápido posible después del hervido.

¿Pero realmente sabes porqué hay que hacerlo?

En este artículo te dejo algunas de las claves de el porqué tenemos que enfriar el mosto de cerveza lo más rápido posible y algunos sistemas para poder hacerlo.

En primer lugar.

Al enfriar el mosto rápidamente minimizamos el riesgo de infección.

Como todos sabemos el mosto es un «caldo» dulce y a temperatura de unos 25ºC es el cultivo perfecto para las bacterias, hongos y levaduras salvajes que hay en el ambiente.

Si minimizamos el tiempo que hay entre que dejamos de hervir el mosto y lo enfriamos a la temperatura de inoculación de la levadura, también estaremos minimizando el riesgo de infección.

En segundo lugar.

Al enfriar rápidamente el mosto mejoramos la claridad de la cerveza.

Esto es debido por que al enfriar el mosto rápido hacemos que la mayoría de las proteínas y taninos se coagulen dejando de ser solubles.

Al no ser solubles en el mosto estas se depositaran en el fondo de la olla por la propia floculación.

De esta manera mejoraremos la claridad y el sabor de la cerveza final.

En tercer lugar.

Con un enfriado rápido, también evitamos el sulfuro de dimetilo que sigue descomponiéndose mientras esté el mosto caliente después de terminar el hervido.

Este exceso de sulfuro de diametilo en la cerveza puede dar el defecto llamado DMS que ya expliqué en su día en el artículo DMS defecto en la cerveza 

Enumerado ya los problemas que nos podemos encontrar al no enfriar rápidamente nuestro mosto, ahora tocaremos los métodos que tenemos para hacerlo a nivel casero.

Normalmente se dice por norma general que tenemos que enfriar la totalidad de nuestro mosto entre 15 y 30 minutos.

Yo personalmente, sobre todo al principio de empezar a elaborar cerveza en casa tardaba algo más de tiempo y no he tenido nunca problemas de contaminación (siempre tenía en cuenta que no hubiera corrientes de aire y todo bien desinfectado).

Si eres de los afortunados que lo hacen en menos tiempo no te preocupes «cuanto menos mejor».

En primer lugar.

Y siendo el métodos más utilizado cuando empezamos en el mundo de elaborar cerveza, es la inmersión en agua fría.

Es el método más económico y por eso es el que mas se utiliza cuando empezamos.

Pero también es el método menos eficiente.

Este método consiste en introducir la olla de mosto caliente en otro recipiente mayor con agua y abundante hielo y por intercambio de temperaturas enfrías tu mosto.

En segundo lugar.

Nos encontramos el serpentín que introducimos en el mosto y hacemos pasar a través de el agua fría del grifo.

Este tipo de serpentín lo puedes fabricar tu mismo con tubo de cobre recocido.

Pero claro está, es más económico pero a la vez tienes otros inconvenientes como el no poder desinfectarlo dentro del mosto hirviendo o no poder utilizar productos químicos.

Cuando yo lo utilizaba lo que hacía era introducirlo en una olla con agua hirviendo durante 15 minutos, justo antes de introducirlo en el mosto.

Estos tipos de serpentines los venden hecho de tubo de acero inoxidable alimenticio con lo cual tienes la posibilidad de desinfectarlo en el propio mosto y no dejan restos de sabor.

A continuación te dejo unos enlaces donde puedes ver como son y donde comprarlos:

«Serpentín 9 bucles»

«Enfriador 10 bucles»

«Serpentín enfriador 18 bucles»

«Enfriador serpentín con mangueras de conexión y conectores»

Este sistema es un buen método para enfriar el mosto, siendo mejor que por inmersión pero peor que el enfriador de placas.

En tercer lugar.

Y bajo mi punto de vista el mejor sistema para enfriar rápidamente nuestro mosto es el sistema de intercambiador de calor por placas.

Este sistema hace pasar por unas placas separadas agua fría y por otras el mosto caliente.

A este sistema también le llaman enfriado contra corriente porque se basa en hacer pasar el mosto y el agua fría en sentido contrario.

En el artículo «como colocar un termómetro a un enfriador de placa» puedes ver como funciona este tipo de enfriador y como se instala.

Aquí te dejo un enlace «enfriadores de placas» donde puedes comprarlo ya depende la cantidad de mosto que fabriques tendrás que comprar con más o menos placas.

Este sistema es más caro que los otros dos pero realmente cuando lo utilizas merece la pena la inversión económica.

A nivel casero hay cerveceros que se fabrican su propio enfriador contra corriente hecho con tubo, manguera de riego y algunos conectores, en este enlace «Enfriador contra corriente casero» podrás ver un video de un compañero que se fabrica uno.

Realmente no se cual será su rendimiento, cuanto será el ahorro económico y si merece o no la pena el trabajo con respecto a un enfriador de placas, pero siempre queda la satisfacción de haberlo hecho tú.

En cuarto lugar.

Este cuarto lugar lo coloco entre comillas puesto que es un método que yo utilizo y es el que mejor rendimiento me da.

Es un método de aprovechamiento de otro sistema…. os explico.

Yo al principio enfriaba con un serpentín de cobre que me fabriqué, una vez que me compré el enfriador de placa lo dejé de utilizar.

Realmente con el enfriador de placas me va bien, pero un día decidí conectar la manguera de agua fría a ese serpentín y este meterlo en un cubo lleno de agua con hielo justo antes del  enfriador de placa, con lo cual hace que baje la temperatura del agua y a la vez la del mosto reduciendo enormemente el tiempo de enfriado.

Con lo cual podemos decir que es un sistema combinado de los otros dos, con algo más de enredo pero con una gran eficacia.

Salud, Buena Birra y Suerte…..

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*